Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Nociones básicas sobre sustratos

Entrada 30 de 64
Nociones básicas sobre sustratos

Un jardín colorido y en buenas condiciones es fruto de la dedicación pero, también, de realizar una buena elección de los materiales que éste necesita para estar saludable. Una de las claves es que las raíces estén bien ancladas a la tierra y que dispongan de una adecuada proporción de agua, aire y elementos nutricionales. Del sustrato depende que nuestras plantas estén estables y que también crezcan sanas.

Los sustratos de cultivo se pueden clasificar en función de su origen, que puede ser orgánico e inorgánico. Los materiales orgánicos pueden proceder directamente de fuentes naturales o bien obtenerse tras pasar un proceso de estabilización y maduración (compostaje). Los inorgánicos provienen de elementos naturales, normalmente rocas o minerales que han sido procesados.

A la hora de elegir un sustrato hay que tener en cuenta que éste debe permitir el buen crecimiento de las raíces. Para ello el sustrato debe garantizar el paso del agua de riego, debe tener un buen drenaje,  y disponer de una buena capacidad de retención de agua y aire.  Lo ideal es optar por sustratos porosos, que permitan retener el agua necesaria, que la planta pueda ir obteniendo según necesidades y que disponga de un buen volumen de aire para la oxigenación de las raíces.

De por sí los sustratos no suelen contener nutrientes (aunque algunos sí, pero en pequeñas cantidades y de disponibilidad más lenta para las plantas). Debemos elegir sustratos que tengan la capacidad de retener los nutrientes que suministraremos mediante fertilizantes. Las plantas obtendrán estos nutrientes fijados en el medio del sustrato a través de sus raíces.

Dependiendo de los tipos de especies: arbustos, plantas de flor, césped o árboles que queramos plantar necesitaremos un sustrato con mayor o menor estabilidad, capacidad de retención de agua, aire o pH diferentes. Por ejemplo, si nos gustan los cactus no olvidemos que éstos necesitan una cantidad de agua inferior a la de otras plantas, precisan de un sustrato muy drenante; por ello, un sustrato a base de fibras vegetales y  arena, será ideal para que crezcan en perfectas condiciones. Si lo que queremos son rosas, un sustrato natural obtenido a partir de mezcla de cortezas compostadas y enriquecido con abono mineral dará a nuestros rosales los nutrientes que necesita.
En Burés tenemos diferentes sustratos para que tu jardín y tus macetas luzcan como tú quieres.

This article was written by bures

Menu