Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Acidófilas que florecen en invierno: La camelia

Entrada 2 de 116
Acidófilas que florecen en invierno: La camelia

La camelia es una planta de origen oriental, que llegó a Europa de la mano de los jesuitas. De hecho su nombre proviene de un padre jesuita, Camellus, que vivió en el siglo XVII. Hay más de 80 especies diferentes de árboles y arbustos e infinitas variedades de flores; todas ellas de gran belleza.

Su flor es bastante grande, aunque su forma depende de la variedad. Las más sencillas tienen una corola con cinco pétalos y muchos estambres en grupos. Las dobles y semidobles tienen muchos más pétalos, son más cerradas y pueden llegar a parecerse a las peonías y a las rosas. Los colores de las flores van del blanco al púrpura, salmón, amarillo, rojo, rosa o bicolor. Las hojas son muy consistentes, ovaladas, con bordes dentados, terminando en punta, de un color verde oscuro muy brillante con el envés más pálido. Esta planta es símbolo de longevidad, fortuna, felicidad…

En Galicia hay una gran tradición en el cultivo de la camelia, tanto, que se dice que es la flor de las Rías Bajas. En esta zona se pueden ver ejemplares bellísimos y todos los años, desde 1965, se organiza la Exposición Internacional de la Camelia, donde se exponen ejemplares espectaculares.

Manuela Couso posando este domingo en su premiada exposición de camelias

¿Qué cuidados necesita para que florezca bien? La camelia es muy sensible a las calefacciones, por lo que es recomendable que estén en los lugares más frescos de la casa y en un ambiente bastante húmedo, de esta forma florecerá sin problemas. Si tienes terraza, sácala al exterior, ya que es muy resistente al frío. Eso sí, protege la tierra aplicando mulch. En Burés recomendamos los mulch de Corteza de pino para las camelias.

 

¿Qué tipo de tierra le conviene más? El suelo en el que mejor crece debe tener un pH ácido; podrás conseguirlo añadiendo Sustrato para plantas acidófilas Burés.

¿Cómo conseguir flores más grandes? Puedes elegir tener flores de más grandes o mayor cantidad de flores. Si prefieres lo primero, tendrás que dejar un sólo capullo por rama o brote, cortando o arrancando los demás.

¿Cuándo es el mejor momento para podar? La época ideal es después de la floración. La forma de hacerlo es despuntando todas las ramas cortando por encima de la segunda o tercera yema, desde la inserción del brote. Así, el año que viene surgirán nuevos brotes que darán más flores.

CUIDADOS

Luz: Para que la planta florezca como es debido, necesita mucha luz, teniendo cuidado de que no le dé directamente los rayos del sol.

Temperatura: La dificultad que tiene la camelia al cultivarla en interior es que no soporta estar en un lugar cerrado con calefacción, por ello deberemos mantener el ambiente con una humedad superior al 60% y temperatura entre 5-12ºC.

Riego: Durante el verano regaremos de manera constante y durante el invierno el riego será más moderado. Es importante que durante los tres meses de floración reciba muy poca cantidad de agua, para que sus pedúnculos se formen fuertes y soporten el peso del capullo de la flor. A la hora de regar se recomienda un buen drenaje y que lo hagamos con agua tibia y a poder ser de lluvia o mineral, ya que no tienen cal. Si no puede ser, añadiremos al agua del grifo un poco de vinagre.

Abono: Lo haremos después de la floración con quelatos de hierro o algún abono ácido para camelias o plantas acidófilas.

 

This article was written by bures

Menu