Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Cactus y suculentas: trasplante en septiembre

Entrada 3 de 100
Cactus y suculentas: trasplante en septiembre

Septiembre es un momento ideal para el trasplante de cactus y suculentas. Debemos evitar su trasplante en época de parada vegetativa o hibernación propia de algunas especies y también en época de floración.

Es recomendable trasplantar los cactus cada 2 o 3 años, cuando la maceta donde está sea pequeña, cuando las raíces salgan por el agujero de drenaje o el sustrato se observe pobre: retenga muy poca agua y se seque muy rápido. En el caso de que nuestro cactus tenga mal aspecto, cambiar de maceta y utilizar un sustrato nuevo es una buena opción para corregir posibles deficiencias que afecten a su crecimiento. El trasplante es también aconsejable hacernos con un cactus nuevo, de este modo podemos ver el estado de sus raíces y también utilizar un sustrato adecuado y una maceta preferiblemente de terracota.

En el trasplante es importante utilizar un sustrato especial para cactus, que garantice un buen drenaje del agua de riego y esté enriquecido en materia orgánica y nutrientes, como es el Sustrato para Cactus de Burés que además contiene arena volcánica.

El Sustrato para Cactus de Burés está preparado con materias de alta calidad e incorpora abonos orgánicos que estimulan la aparición de nuevas raíces. La incorporación de arenas y gravillas de origen volcánico en el sustrato favorecen la gestión del agua reduciendo el riesgo de podredumbres de raíz y cuello, de las que los cactus son sensibles.

Para el trasplante debemos escoger una maceta un poco mayor a la actual, que tenga agujeros en la base para el drenaje. Si es una maceta de terracota, va a ser más porosa que una de plástico o resina y debemos considerarlo en la gestión del riego. Es importante utilizar puzolana volcánica en la base de la maceta, tapando parcialmente los agujeros de drenaje para garantizar una buena evacuación del agua.

Otros consejos son procurar que en el momento de trasplantar el sustrato este seco para que sea más fácil sacar la planta y así evitar daños en las raíces, utilizar guantes o envolver el cactus en papel de periódico para evitar no pincharnos en su manipulación y aplicar un acolchado de puzolana volcánica y gravillas decorativas en superficie para mejorar las condiciones de cultivo y frenar la emergencia de malas hierbas.

No debemos olvidar de evitar los excesos de agua los primeros días para así reducir el riesgo de podredumbres y también hacer seguimiento de la evolución de nuestro cactus una vez trasplantado.

This article was written by bures

Menu