Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Evitar la escarcha de la tierra en invierno

Entrada 71 de 94
Evitar la escarcha de la tierra en invierno

Las bajas temperaturas ya están aquí, igual que tomamos previsiones para resguardarnos del frío, también tenemos que preparar el jardín para evitar que un fenómeno invernal acabe con el resultado de la dedicación y el esfuerzo que hemos empleado en cuidar nuestras plantas: la escarcha. Hay varias medidas y consejos que aplicaremos según el tipo de vegetación que tengamos.

Lo importante en todos los casos es que el suelo esté húmedo, pero no recién regado: hay que echar agua en las horas centrales del día para que no se mantenga demasiado mojado y no se hiele por la noche.

Una manera de evitar  que el hielo se deposite directamente sobre la tierra y afecte a las raíces, es cubrirlo con un mulching o acolchado de cortezas, fibras,… Donde tengamos plantas que están en etapa de crecimiento deberemos protegerlas con más cuidado para evitar que el frío las queme, podemos utilizar incluso paja o mantas térmicas para plantas. Si se trata de árboles pequeños o jóvenes podemos cubrir alrededor de la zona próxima al tronco con mulching de corteza de pino o cubresuelos de chips de coco o astillas de madera. Estos materiales se pueden aplicar en una capa de 5 a 7 cm de grosor y disponerlos, también entre los setos de arbustos, parterres de flor y también en maceteros y jardineras. Estos materiales además tienen un valor decorativo considerable, ofrecen calidez al jardín a la vez que dan abrigo a las plantas.

Podemos también proteger nuestros árboles y arbustos jóvenes, directamente, levantando las ramas, anudarlas con una cuerda y luego taparlas con una tela de yute o de fibra de coco.

Cuando las plantas están en tiestos de un peso que podemos cargar, lo mejor es meterlas en casa durante la noche para que estén resguardadas durante las horas en las que el rocío se congela. Cuando son demasiado pesados hay que cubrirlos con macetas invertidas o mantas térmicas pero, por la mañana, hay que destaparlas lo antes posible para que no les falte la luz. También es importante proteger con yute o manta de coco los recipientes para que no se rompan por el frío o, incluso, podemos cubrir un macetero más grande y poner en él el tiesto con la planta.

Si a pesar de todo alguna mañana nos levantamos y encontramos una fina capa de hielo en nuestro jardín, simplemente podemos eliminarla con las manos.

This article was written by bures

Menu