Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Optimización del riego en un verano tórrido

Entrada 45 de 205
Optimización del riego en un verano tórrido

El verano y el aumento de las temperaturas obligan a optimizar el riego porque la escasez de agua y los efectos del cambio climático hacen que la gestión eficiente de este recurso sea más importante que nunca.

Es importante destacar que la optimización del riego no se trata solo de aplicar más o menos agua, sino de aplicar la cantidad adecuada en el momento preciso. El uso de tecnologías avanzadas, como sensores de humedad del suelo y sistemas de riego automatizados, permite a los jardineros monitoreas las necesidades hídricas de los cultivos en tiempo real y adaptar el riego en consecuencia.

La optimización del riego durante el verano, especialmente en las horas de menos insolación, es crucial para garantizar un uso eficiente del agua y mantener la salud de tus plantas. Aquí os dejamos algunas pautas para lograrlo:

 

  1. Riego templado o temprano (mañana o anochecer)

Durante el verano, las temperaturas son más altas durante el día, lo que puede provocar una mayor evaporación del agua. Por lo tanto, es recomendable regar temprano por la mañana o al anochecer, cuando las temperaturas son más frescas y la tasa de evaporación es menor. Esto permite que las plantas absorban adecuadamente el agua sin desperdiciarla.

  1. Evita regar en las horas de máxima insolación

En el pico del calor del día, el agua se evaporará rápidamente antes de que las plantas tengan la oportunidad de absorberla. Evita regar en medio del día, especialmente entre las 10 am y las 4 pm, cuando el sol está en su punto más alto. Esto ayudará a reducir la pérdida de agua debido a la evaporación.

  1. Observa las necesidades de tus plantas

Cada planta tiene diferentes necesidades de riego. Observa las señales de tus plantas para determinar cuándo necesitan agua. Presta atención a signos como hojas marchitas, coloración amarillenta o suelo seco.

  1. Implementa técnicas de riego eficientes

Utiliza métodos de riego eficientes, como el riego por goteo o la irrigación de raíz profunda. Estos sistemas entregan agua directamente a las raíces de las plantas, minimizando la evaporación y asegurando que el agua se utilice de manera óptima.

  1. Aplícate mulch en el suelo

Cubrir el suelo alrededor de las plantas con una capa de material orgánico ayuda a retener la humedad y reduce la evaporación. En BURÉS ofrecemos diferentes tipos de MULCH que pueden ayudar durante la época más calurosa como la CORTEZA DE PINO, el PINO, la MADERA o el COCO.

 

  1. Monitorea las condiciones climáticas

Mantente informado sobre las condiciones climáticas locales. Si se pronostica lluvia, ajusta la frecuencia de riego en consecuencia. Aprovecha la lluvia natural para reducir la necesidad de regar manualmente.

Recuerda que la clave para optimizar el riego en verano es proporcionar la cantidad adecuada de agua en el momento correcto. Adaptar tus prácticas de riego a las condiciones climáticas y las necesidades de tus plantas te ayudará a conservar el agua, ahorrar energía y mantener un jardín saludable durante toda la temporada de verano.

This article was written by bures

Menu