Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Orquídeas, humedad y verano

Entrada 44 de 201
Orquídeas, humedad y verano

Las orquídeas son plantas fascinantes y exóticas que a menudo requieren condiciones específicas para crecer y florecer correctamente. En cuanto a la humedad, las orquídeas suelen preferir un ambiente húmedo, pero no excesivamente mojado. La humedad relativa ideal para la mayoría de las orquídeas se sitúa entre el 50% y el 70%. Sin embargo, es importante tener en cuenta que diferentes especies de orquídeas pueden tener requerimientos ligeramente diferentes, por lo que siempre es recomendable investigar sobre las necesidades específicas de cada tipo de orquídeas que se esté cultivando.

El sustrato adecuado es un aspecto importante para su correcto crecimiento y salud. A diferencia de otras plantas, las orquídeas no suelen crecer en sustratos a base de tierra, ya que sus raíces requieren una buena aireación y drenaje. El sustrato ideal para las orquídeas es aquel que retiene la humedad, pero permite un rápido drenaje y circulación de aire alrededor de las raíces. En este sentido, en BURÉS contamos con un sustrato específico que se adapta a todos los tipos de orquídeas y plantas epifitas (plantas que crecen adheridas a los troncos y ramas de árboles y arbustos). El SUSTRATO PARA ORQUÍDEAS es un producto de fácil rehidratación que permite una buena absorción del agua entre riegos, con una elevada estabilidad, lenta degradación y una mezcla muy aireada.

Durante el verano, cuando las temperaturas suelen ser más altas, es importante prestar atención a la humedad para evitar que las orquídeas se deshidraten. Aquí hay algunas pautas generales para cuidar tus orquídeas en verano:

  1. Riego adecuado

Durante los meses de verano, es posible que necesites aumentar la frecuencia de riego, ya que el calor y la mayor evaporación pueden hacer que el sustrato se seque más rápidamente. Sin embargo, ten en cuenta que el exceso de riego también puede ser perjudicial. Asegúrate de que el sustrato se seque ligeramente entre riegos, evitando que las raíces de la orquídea se mantengan constantemente empapadas.

  1. Pulverización de agua

En los días especialmente calurosos, puedes pulverizar agua sobre las hojas y raíces aéreas de las orquídeas para aumentar la humedad ambiental. Esto también puede ayudar a enfriar la planta y proporcionar un entorno más favorable.

  1. Ubicación adecuada

Durante el verano, es posible que debas revisar la ubicación de tus orquídeas. Evita colocarlas en áreas donde reciban luz solar directa intensa, ya que esto puede causar quemaduras en las hojas. En su lugar, busca un lugar con luz brillante pero filtrada, como cerca de una ventana orientada al este o al oeste.

  1. Bandeja con guijarros y agua

Colocar las macetas de orquídeas sobre bandejas con guijarros y agua puede ayudar a aumentar la humedad circundante. Asegúrate de que la base de la maceta no esté sumergida en el agua, ya que esto puede llevar al encharcamiento de las raíces.

Recuerda que estas son solo pautas generales y que las necesidades exactas de las orquídeas pueden varias según la especie. Siempre es recomendable investigar y conocer las características específicas de las orquídeas que estás cultivando para brindarles el mejor cuidado posible durante el verano.

This article was written by bures

Menu