Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Palmeras para el jardín

Entrada 7 de 125
Palmeras para el jardín

No es necesario contar con una gran extensión de terreno ni tampoco es necesario vivir en una zona de clima tropical para poder disfrutar de tener una palmera en el jardín. La variedad de palmeras de exterior es muy amplia y siempre podrás encontrar una especie que se ajuste a tus necesidades. Alta y estilizada o más bajita, existen más de 3000 especies de palmera como el palmito, el cocotero, la palmera de coco enana, la palma canaria, la palma real, etc. Lo importante es escoger cuál es la que mejor se adecua a nuestro espacio.

 

 

 

 

 

Palmera chamaedorea (Chamaedorea elegans) 

Esta palmera de crecimiento lento apenas llega a una altura de un metro y medio, es muy cultivada como planta de interior y en macetas, pero también se puede cultivar en exteriores. La palma crece en masa, por lo que se puede utilizar para cubrir objetos no deseados en el jardín, dividir áreas o crear privacidad.

 

 

Palmera enana (Phoenix roebelenii)

Esta palma es igual a la palmera datilera pero enana. Crece hasta los tres metros de altura, es muy atractiva cuando crece doble o triple y sus troncos se curvan hacia fuera desde el centro. Es de las palmeras más recomendables para jardines pequeños aunque nunca debe cultivarse cerca de un lugar de paso debido a las espinas de sus hojas.

 

 

Palma licuala (Licuala grandis)

Esta palmera causa una bonita impresión en cualquier jardín pequeño. Sólo crece unos 9 metros y se puede usar como altura o punto focal. Sus hojas grandes en forma de abanico dan un toque japonés a cualquier jardín.

 

 

Palma manila (Adonidia merrillii)

Generalmente crecen unos 4 metros y medio de altura aunque puede crecer un poco más. Esta palma tiene la elegancia de otras palmeras grandes, pero en un tamaño reducido. Su tronco es de color gris-marrón con interesantes anillos. Cuando crecen dobles o triples aportan mucho valor a cualquier jardín. También se puede usar en áreas de piscina, al lado de los caminos y los jardines costeros.

 

 

Cuidados de las palmeras de jardín

Uno de los cuidados imprescindibles de las palmeras es ubicarlas en un espacio con mucha luminosidad. Sólo si cuentan con la cantidad de luz necesaria podrán crecer en condiciones y mantener el característico verde de sus hojas. Aunque es tan importante tener luminosidad como que la luz del sol no incida de forma directa. Siempre es mejor tamizarla mediante una cortina para que nuestra planta no corra el riesgo de quemarse.

 

 

Por otro lado, las palmeras agradecen un sustrato con cierta humedad, pero no toleran de ninguna manera los encharcamientos. Aun así, durante los meses de verano debemos controlar que el cepellón de nuestra planta no se seque por completo puesto que podría ser letal. Lo ideal es regar entre una y dos veces a la semana. En los meses de frío, la pauta de riego baja de forma importante con un riego cada dos o tres semanas. Es importante vigilar el tipo de agua porque no toleran el agua calcárea.

 

Desde el comienzo de la primavera hasta bien entrado el verano, nuestra palmera está en su época de crecimiento, por lo cual, es fundamental darle un aporte extra de nutrientes que enriquezcan el suelo y fomenten su desarrollo. En este sentido, desde BURÉS, os recomendamos un SUSTRATO UNIVERSAL J-2 Ecológico o un SUSTRATO PLANTAFLOR BLUMENERDE siempre y cuando se plante en contenedor. Si queremos plantarlo directamente en el jardín es importante un buen drenaje en el parte inferior compuesto por PUZOLANA VOLCÁNICA o utilizar un SUSTRATO ESPECIAL PARA CACTUS que contiene las especificaciones que acabamos de explicar.

 

, ,

This article was written by bures

Menu