Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Tips para decorar jardines pequeños

Entrada 93 de 110
Tips para decorar jardines pequeños

Para decorar cualquier espacio de la casa hemos de tener en cuenta tanto nuestro estilo como el espacio del que disponemos en cada habitación. Con el jardín sucede lo mismo. En este post veremos algunos consejos para aprovechar un área verde pequeña.

Hemos de evitar ponerle demasiadas plantas u objetos a nuestro pequeño jardín porque de lo que se trata es de lograr, además de embellecerlo, sacarle el máximo provecho; si lo tenemos demasiado abigarrado, visualmente parecerá de menor tamaño.
En primer lugar hay que elegir los elementos que, además de las plantas, queremos tener en nuestro jardín: césped, grava, madera, bloques de piedra, una fuente o una mini piscina… Y pensar en el tipo de decoración que va con nuestra vivienda: rústico, moderno, minimalista, zen…

Verde que te quiero verde
El césped es un elemento habitual en un jardín. En uno pequeño, también lo será. En Burés podemos encontrar tanto césped natural como artificial. Para romper con esta superficie verde uniforme se puede dejar un espacio entre el muro de la casa y el césped a modo de jardineras: ahí pondremos piedras y, sobre ellas, nuestras macetas. También podemos “interrumpir” el césped con un camino de losas de pizarra, de gravilla de río o con una combinación de guijarros y traviesas de madera.

Zona de ocio
Además del área verde vendrá bien adecuar una zona del jardín para colocar una mesa, unas sillas o incluso una barbacoa para disfrutar de un rato de lectura o de alguna de las comidas del día. Si este espacio lo diferenciamos del resto del jardín, creando dos ambientes, parecerá que es más de lo que realmente es. Para ello es recomendable construir nuestra zona de ocio con madera, elevándola unos centímetro del resto del suelo. Otra opción es crear una pequeña plaza con bancos de madera sobre un suelo de grandes bloques de piedra y un pequeño monolito en medio de los asientos.

Toques para darle un estilo

Una fuente de diferentes niveles cerca de la zona de mesa y sillas hará que, con el sonido del agua corriendo, le demos un toque árabe a nuestro jardín o, si colocamos elementos de decoración japoneses, un aire zen.

También podemos levantar un pequeño muro en la parte del césped con ladrillos como el tufo; desde la parte superior comenzará a caer el agua hasta la fuente o pequeña piscina. Así incluso la cascada puede servir para refrescarse en los días más calurosos del verano.

Poner una fuente de la que brote un apacible murmullo de agua, las piedras, la madera y los colores uniformes nos darán un toque zen; si preferimos algo más rústico entonces hay que reutilizar viejos utensilios (un barreño metálico, una regadera que ya no usamos) y convertirlas en macetas que se pueden colgar de nuestro muro o medio enterrar en las zonas terrosas. Depende del gusto de cada uno.

Si no queremos tener una fuente, el muro de tufo tiene también otra utilidad: sirve de jardín vertical del cual colgar macetas.

This article was written by bures

Menu