Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Xerojardinería o jardines de bajo consumo de agua

Entrada 69 de 94
Xerojardinería o jardines de bajo consumo de agua

Las lluvias empiezan a escasear en algunos lugares y no está de más empezar a pensar en las diferentes formas que existen para ahorrar agua. Podemos hacerlo, incluso, aunque nos guste tener un bonito jardín. Es lo que nos ofrece la xerojardinería, una técnica que opta por el cultivo de especies que requieren poco riego y por crear espacios verdes de bajo mantenimiento.

Una clave importante para quienes apuesten por la xerojardinería o jardinería de bajo consumo de agua, es renunciar o limitar el césped, pues a éste se destina la mayoría del riego del jardín. Si queremos sí o sí tener una área de césped podemos colocarlo en la zona más húmeda del jardín, alrededor de una fuente o de la piscina y, para aprovechar aún más el agua con que lo regaremos, podemos poner junto a él las plantas con más necesidades de riego que tengamos. Porque ése es otro principio de la técnica que estamos viendo: agrupar las especies según sus necesidades de agua.

Para el grupo de flores y arbustos con más necesidades de agua, podemos plantarlas más separadas de lo que es habitual en los jardines: así, no se disputan tanto el agua unas a otras. También podemos colocar vallas cubiertas de plantas trepadoras o árboles que den una buena sombra, y así optimizar el agua de riego. Las trepadoras, junto con los setos, las mallas y los cerramientos de brezo o caña, son útiles para reducir los impactos negativos del viento.

Otro grupo de plantas puede ser el de las originarias de la zona que, por ser del lugar, no requieren más que riego ocasional cuando escaseen las precipitaciones. También podemos dar un espacio a especies intermedias: necesitan más agua que las autóctonas pero menos que las que deben ir junto con el césped.

El mulching o acolchado  también es uno de los mejores aliados de la xerojardinería, porque ayuda a mantener la humedad del suelo, dificulta el crecimiento de malas hierbas que pueden quitar agua a nuestras plantas y, por si fuera poco, es decorativo. Las cortezas de pino calibradas (decorpi-mulching), los chips de coco y astillas de madera (cubresuelos), son materiales ideales  para el mulching del jardín.

Hay también otros materiales que pueden utilizarse para el acolchado del jardín y también para su decoración, son las gravas y las piedras decorativas. Las hay de diferentes colores y tamaños y nos dan la posibilidad de hacer caminos y también espacios en los que podemos colocar una planta que queremos destacar, sin necesidad de invertir agua en ellos.

Disponer de un buen plan de mantenimiento que contemple limpiezas y podas, eliminar las malas hierbas o, mejor aún evitar su crecimiento; regar por la mañana o al anochecer y recurrir al riego por goteo son otros de los consejos para quienes optemos por ser practicantes de la xerojardinería.

This article was written by bures

Menu