Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

Cuidado del bonsái en los meses de verano

Entrada 20 de 110
Cuidado del bonsái en los meses de verano

El cultivo de bonsáis conlleva especial dedicación, las condiciones en las que se desarrolla esta planta precisan atenciones específicas para que su crecimiento sea adecuado. Es imprescindible informarse y aprender sobre las características del bonsái para poder garantizar unas buenas condiciones de cultivo:

  • Conocer la especie
  • Ubicación apropiada (en interior o exterior)
  • Necesidades de luz
  • Tamaño ideal para la maceta
  • Evitar fuentes de calor próximas
  • Controlar las posibles plagas
  • No exponerlo a ambientes demasiado secos

Además, es importante tener en cuenta aspectos como el riego, el aporte de fertilizantes y las condiciones para el trasplante con nuevo sustrato. En este caso os recomendamos el Sustrato Burés de especialidad: Bonsáis.

El riego:

Con la llegada del verano debemos garantizar un riego regular, sin excesos, que mantenga el sustrato en buenas condiciones. En época de más calor el riego debe ser diario y moderado, mojando bien hojas y tronco. Los bonsáis son sensibles al exceso de agua y debemos revisar que entre riegos la primera capa de sustrato esté ya seca y que el agua no quede encharcada en platos y bandejas. Al usar en el trasplante un sustrato específico para bonsáis el control del riego será más fácil. El sustrato para Bonsáis de Burés está preparado a base de arena lavada y arcillas naturales y es rico en materia orgánica.  Es un producto que:

  • Garantiza una buena difusión de agua y un excelente drenaje debido al aporte de arena
  • Gracias a la incorporación de arcillas en la mezcla, mejora la retención de agua y la fijación de nutrientes

En época estival, pueden darse ocasiones en las que el sustrato se haya secado en exceso, podemos realizar un riego por inmersión, sumergiendo la maceta en agua hasta el nivel de la tierra. El tiempo de inmersión debe ser breve, justo hasta que dejen de aparecer burbujas de aire del sustrato. El riego por inmersión es una buena manera de garantizar que todo el sustrato se moje bien y recuperarlo en caso extremo.

También una pulverización delicada y fina sobre las hojas mejora las condiciones de cultivo en la época de más calor.

This article was written by bures

Menu