Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

La importancia del riego

Entrada 21 de 110
La importancia del riego

Hoy empieza el verano y en esta época del año es habitual que modifiquemos la pauta de riego de nuestras plantas para hacer frente a las altas temperaturas. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que un exceso de riego también puede resultar negativo y afectar gravemente al desarrollo de las plantas incluso causar su pérdida.

El medio de cultivo sano y garantizar el equilibrio entre el volumen de agua y aire permitirá que las raíces se desarrollen correctamente. El agua, en exceso durante mucho tiempo, puede ocasionar asfixia radicular, una falta de oxígeno para las raíces que provoca podredumbres y enfermedades por hongos. En ocasiones este exceso de agua se debe a la elevada frecuencia de los riegos o al mal drenaje en sustratos poco apropiados.

Los síntomas de un exceso de agua se pueden detectar de forma fácil: la planta manifiesta un aspecto debilitado, de marchitez general, pérdida de hojas u hojas amarillas, ausencia de nuevos brotes…

Ante una situación de este tipo, recomendamos:

  • Retirar la planta de la maceta y dejar secar el sustrato
  • Eliminar el sustrato empapado
  • En caso de presentar raíces enfermas, debemos podarlas y tratarlas con un fungicida
  • Si vamos a usar la misma maceta debemos limpiarla por completo y secarla
  • Una vez sanada nuestra planta debemos incorporar sustrato nuevo
  • Recomendamos una mezcla drenante y aireada, como es el Sustrato Universal J-2
  • Garantizar el drenaje de la maceta con un fondo de puzolana volcánica o arcilla expandida

Con la planta en óptimas condiciones, debemos controlar el riego:

  • Es importante regar bien cuando el sustrato esté seco. Si el sustrato está húmedo o se adhiere a los dedos al tocarlo, debemos esperar para regar
  • Ajustar el riego a cada tipo de planta, las necesidades varían en función de la especie
  • Las características de la maceta también influyen en la frecuencia del riego, las macetas de barro son porosas y el sustrato de seca más rápido. En macetas de plástico el agua queda retenida durante más tiempo
  • La época del año también va a influir en el calendario de riego, en periodos más cálidos las necesidades hídricas serán mayores
  • También el estado vegetativo de la planta va a marcar la demanda de riego: en época de más actividad vegetativa: crecimiento y floración, la necesidad de agua y fertilizantes son mayores

This article was written by bures

Menu