Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

El Crocus, planta estrella de febrero

Entrada 11 de 142
El Crocus, planta estrella de febrero

Los iris y violetas son flores especiales que florecen en febrero y que son asociados a la fe, la esperanza, la sabiduría, la confianza, la lealtad y la fidelidad. Pero, en este caso, dedicaremos este artículo en especial a una planta ideal para principiantes puesto que sus cuidados son muy sencillos. Además, como curiosidad, de una de sus especies, el CROCUS SATIVUS, se extrae el conocido como oro rojo de la cocina: el azafrán.

El CROCUS está formado por más de 100 especies y está ampliamente distribuido en África del Norte, Asia y Europa. Se la conoce popularmente como Croco o Azafrán, y son plantas pequeñas que suelen cultivarse agrupadas para que, cuando llega su abundante floración, ofrezca un gran impacto visual gracias a sus llamativos y vivos colores.

Las flores pueden ser de color amarillo, blanco o púrpura, con diferentes patrones existentes debido a la gran variedad de especies e hibridaciones. Suele usarse en jardines para decorar bordillos, rocallas y aportar zonas de color al césped, así como para cultivar en maceta y dar vida a cualquier espacio.

 

 

El CROCUS es una planta con una gran resistencia al frío, pudiendo aguantar muchas de sus especies las heladas sin demasiados problemas, por lo que no es muy exigente en cuanto a ubicación. Aun así, lo más idóneo es situarla en zonas de sol o semisombra, donde no le llegue corriente de aire. Además, es una planta muy resistente a la sequía lo que hace que pueda regarse una o dos veces por semana, aunque dependerá en gran medida del clima.

Lo más importante en cuanto al sustrato es que ofrezca un buen drenaje puesto que la planta no tolera el encharcamiento ni tampoco necesita excesivos nutrientes. Por ello, desde BURÉS recomendamos el uso del sustrato TIERRA PARA HUERTO Y JARDÍN, un producto parecido al suelo de jardín que ofrece mayor densidad y un buen drenaje, preparado básicamente a partir de arena y compost orgánico. Por otro lado, también ofrecemos como alternativa el SUSTRATO UNIVERSAL J-2, un sustrato universal preparado a base de turba y perlita, con la precaución de no aplicar demasiado riego para evitar el encharcamiento.

Plantando en maceta o jardín, lo más importante es que los bulbos no se toquen entre ellos y que estén enterrados a una profundidad de entre 5 y 8 centímetros. Como siempre, es vital prestar atención a que el bulbo quede orientado hacia arriba y regar tras plantar para aportar al suelo el nivel adecuado de humedad, sin encharcar.

 

This article was written by bures

Menu