Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

La camelia, una acidófila que florece en febrero

Entrada 57 de 189
La camelia, una acidófila que florece en febrero

La elegante flor de la dama de Alejandro Dumas, la Camelia, cuenta con más de 200 especies, algunas de las cuales (como la Camellia japonia, la Camellia reticulata o la híbrida Camellia x williamsii) empiezan su floración entre febrero y abril con espectaculares corolas.

Las CAMELIAS, conocidas científicamente como Camellia, llegaron desde el lejano Oriente (Japón, China y Corea) en semilla a través de los misioneros y navegantes del siglo XVII y XVIII. Es una de las plantas más populares en invierno y verano, debido principalmente a sus llamativas flores de multitud de variedades de color y a su follaje verde brillante.

Durante mucho tiempo, las Camelias han tenido fama de difíciles, excepto en Galicia y el occidente de Asturias, regiones particularmente aptas para su cultivo por sus tierras ácidas y su clima húmedo y lluvioso.

La Camelia es una planta de semisombra que necesita un ambiente fresco, alejado de la calefacción y de los humos de la cocina si queremos ubicarla dentro de casa. El riego debe ser generoso y mucho mejor si se realiza con agua de lluvia o neutra porque no tolera la cal.

 

 

Las Camelias necesitan un sustrato rico en humus, ácido (pH 5,5-6), suelto y que drene bien como el SUSTRATO PARA PLANTAS ACIDÓFILAS que ofrece BURÉS, un sustrato idóneo para Hortensias, Camelias, Gardenias y Azaleas. Los valores de acidez del sustrato favorecen que este tipo de plantas puedan extraer los nutrientes del suelo de forma adecuada para así evitar carencias nutricionales como clorosis y el amarilleamiento de las hojas.

 

 

El MULCHING permitirá que la humedad del sustrato se conserve y protegerá las raíces del efecto de las heladas, especialmente si el cultivo es en maceta.

 

, , ,

This article was written by bures

Menu