Camí de les Ràfoles, s/n . 08830 Sant Boi de LLobregat . Barcelona+34 93 640 16 08bures@buressa.com

La elegancia de las palmeras en tu jardín

Entrada 30 de 201
La elegancia de las palmeras en tu jardín

Consejos para su cultivo y cuidado

Las palmeras, con su majestuosidad y elegancia tropical, han sido un símbolo de belleza y tranquilidad en jardines de todo el mundo durante siglos. Su presencia imponente y sus hojas exuberantes añaden un toque de exotismo y relajación a cualquier paisaje. Hoy os explicamos porqué debes poner palmeras en tu jardín y cómo cuidarlas adecuadamente para que prosperen en tu oasis verde.

1.- SELECCIÓN DE PALMAS ADECUADAS

El primer paso para tener palmeras en tu jardín es elegir las variedades que mejor se adapten a tu clima y espacio. Algunas de las palmeras más comunes incluyen las Washington, las Phoenix y las Trachycarous. Investiga cuáles son las más adecuadas para tu región antes de comprarlas. La zona mediterránea es un tipo de clima ideal para la mayor parte de las palmeras, nosotros recomendamos la palmera datilera, la palmera canaria, la palmera Washington, la palmera de abanico europeo, la palmera excelsa, la palmera de abanico de California, la palmera enana o la palmera de la suerte.

 

 

2.- SUELO Y DRENAJE

Las palmeras prefieren suelos bien drenados. Si el suelo es demasiado pesado, os recomendamos añadir la TIERRA PARA HUERTO Y JARDÍN, un sustrato de granulometría media y densidad ligeramente elevada debido a la incorporación de arenas y arcillas en su formulación. Además, su composición mejora el asentamiento y arraigue de las especies en cultivo. Por otro lado, también recomendamos PUZOLANA VOLCÁNICA en la parte inferior para aportar un buen drenaje.

 

 

3.- PLANTACIÓN Y ESPACIAMIENTO

Las palmeras necesitan espacio para crecer plenamente y desarrollar su característico tronco. Asegúrate de plantarlas a una distancia adecuada unas de otras y de otras estructuras en tu jardín. Prepara un hoyo lo suficientemente profundo y ancho para acomodar sus raíces.

4.- RIEGO

Si bien muchas palmeras son resistentes a la sequía una vez establecidas, requieren riego adecuado durante su primer año. Riega profundamente y con menos frecuencia para fomentar el crecimiento de raíces fuertes. Una vez establecidas, solo riega cuando el suelo esté seco a unos centímetros de profundidad.

 

 

5.- LUZ SOLAR

La mayoría de las palmeras aman la luz solar directa. Colócalas en un lugar donde reciban al menos 6 horas de sol al día. Si vives en un área con veranos extremadamente calurosos, algunas variedades pueden beneficiarse de un poco de sombra durante las horas más intensas del día.

6.- FERTILIZACIÓN

Las palmas a menudo necesitan suplementos de nutrientes para mantener su exuberante follaje. Utiliza un fertilizante equilibrado diseñado para palmas una vez al año en primavera. No exageres con el fertilizante, ya que un exceso puede dañar las raíces. Desde BURÉS os recomendamos un abono ecológico como el VIGORHUMUS, un producto que aporta toda la materia orgánica necesaria para el suelo y la planta.

7.- PODA Y MANTENIMIENTO

Las palmas generalmente requieren poca poda, excepto para eliminar hojas muertas o enfermas. Ten cuidado al podar, ya que cortar demasiado cerca del tronco puede dañar la planta. También, protégelas del viento fuerte, ya que sus hojas pueden desgarrarse.

La adición de palmeras en tu jardín puede transformar instantáneamente el espacio en un paraíso tropical. Sin embargo, cuidar adecuadamente estas plantas es esencial para que prosperen y mantengan su belleza única. Sigue estos consejos y verás cómo tus palmeras se convierten en un punto focal impresionante en tu jardín, brindando elegancia y serenidad a tu entorno exterior.

¡Prepárate para disfrutar de la vista y la sensación de estar en un rincón tropical justo en tu propio jardín!

 

, , , , ,

This article was written by bures

Menu